se practica a partir de presiones en los puntos energéticos de la cara, para liberar emociones negativas, relajar la cara, mentón, cráneo,… porque mientras las células están felices y el cuerpo está en un momento del bienestar provocado por esta terapia, desaparece cualquier mal que resida en ellas y deja lugar a una piel viva y bella. Saldrás de esta terapia como si se te hubiera renovado tanto el cuerpo como la emoción.

Deja un comentario

Abrir chat