Después de haber pasado por varios tratamientos y profesionales, llegue a Linda a través de internet con la esperanza de que  sus manos  mejorará mi dolorida espalda y cual fue mi sorpresa que desde la primera sesión de 2 horas noté una mejoría que antes no tenía, así que iba regularmente a ponerme en sus manos sanadoras cuando tenia la consulta a Reus. Me sentía afortunado de ver que alguien por fin entendía mi espalda y sus males, los que tenéis ahora la suerte de tenerla en Barcelona os recomiendo sus tratamientos, profesionalidad y personalidad porque es única.

Abrir chat